sábado, 20 de agosto de 2016

Todos a contar mentiras - Periodismo Quijotesco

Y aquí estamos treinta años después y la historia se repite. Para los etíopes, cada vez más Circo y menos Pan. Y los faranduleros a renovar su imagen a costa de los negritos, pobrecitos.      Y una gran parte de la prensa, que últimamente vaga como un fantasma en busca de lectores, repitiendo sus mentiras y conmemorando que hace ya treinta años que nos mintieron, y celebrando que nos pueden mentir otra vez. ¡Y se quedan todos tan tranquilos!
Y una gran parte de la prensa, que últimamente
vaga como un fantasma en busca de lectores,
repitiendo sus mentiras y conmemorando que
hace ya treinta años que nos mintieron,
y celebrando que nos pueden mentir otra vez.
¡Y se quedan todos tan tranquilos!
Estamos a treinta años del estreno de la canción "We are the World" y, como siempre, el paso del tiempo se convierte para los manipuladores en un hecho incómodo. ¿Y porqué? Porque las mentiras salen a la luz.

Un ejemplo es esta canción. ¿Estamos en un mundo más unido? ¿Y que pasa ya se acabó el hambre en África? Claro que no, porque ese no era su objetivo. ¿Fue su objetivo preparar a la gente para aceptar la globalización?¿Fue un himno para el Nuevo Orden Mundial que querían imponer los banqueros? Hagamos un análisis breve del asunto treinta años después.

El diario 20 minutos, demostrando que muchos periodistas se creen sus propias mentiras, saca un artículo que dice: “30 años de la canción que unió al mundo contra el hambre en África”. El artículo es tan desagradable que no hago ningún comentario más.

La organización USA for Africa recaudó una millonada durante estas tres décadas y el mundo “civilizado” se unió, pero no contra el hambre, sino contra Africa, y sus países están siendo invadidos o manipulados con guerras.

Y sobre el hambre: ¿Sirvió esta canción para erradicar el hambre en África? ¡Pues claro que no! Más bien podríamos decir que ayudó a que en el mundo creciera el hambre, que es lo único que ha crecido desde entonces en los cinco continentes.

Este ejemplo del “We are the world” es un gran ejemplo la hipocresía vana y absurda en la que vivimos. Y de cómo puedes hacer que la gente viva totalmente alejada de la realidad.

Michael Jackson, que se dio cuenta del asunto, y comprendió por donde iba el tema, se reveló contra las discográficas, y ya todos sabemos como acabó el asunto.

¿Hasta cuando viviremos en la mentira? Treinta años después, ¿y todavía la gente se cree en el cuento este del “We are the world” cuando los hechos, y la realidad, demuestran que no sirvió absolutamente para nada?

Si entras en google y pones “We are the World” verás que casi todos los diarios publican un tema en el que dicen: "We Are The World", la canción más vendida de la historia, hecha para paliar el hambre en Etiopía."

Con la noticia verás una foto de una pandilla de pandereteros, faranduleros y bufones que se usan para entretener a la masa ignorante alejada de la realidad. También verás a los mejores payasos del Circo sin Pan cantando todos juntos para que no se escuchen los lamentos de los etíopes y no nos demos cuenta del desastre en el que están convirtiendo este mundo. No puedo debo dejar de mencionar que en aquellos años yo también músico y uno de los mejores payasos del circo.

Si quieres pruebas sobre el "éxito" de We Are the World lee este artículo de Etiopía de hoy mismo, día 10 de agosto de 2016: http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/el-hambre-persiste-etiopia-pese-al-fin-de-sequia-articulo-630531 Etiopía está sufriendo la hambruna más grave de los últimos cincuenta años: ¿Y la noticia de todos los diarios es que "We are the World" salvó a los etíopes del hambre?¿Es una broma o es que, igual que hace treinta años, estos están cantando para que nadie escuche a los niños etíopes llorar?

Treinta años después la historia se repite. Para los etíopes, cada vez más Circo y menos Pan. Y los faranduleros a renovar su imagen a costa de los negritos, pobrecitos. 

Y una gran parte de la prensa, que últimamente vaga como un fantasma en busca de lectores, repitiendo sus mentiras y conmemorando que hace ya treinta años que nos mintieron, y celebrando que nos pueden mentir otra vez. ¡Y se quedan todos tan tranquilos!

Para reflexionar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...