sábado, 7 de julio de 2018

La lechuga más cara del universo

Y entonces, para salvar al mundo, voy a proponer un plan tan delicioso como quijotesco: Un kilo de semilla de cacao, se puede conseguir por medio dólar, lo cual quiere decir que con el presupuesto de 17.424 mil millones de dólares podríamos sembrar cada año 34.848 mil millones de kilos de semillas de cacao, y teniendo en cuenta que esos árboles, además de dar una gran cantidad de cacao, se multiplicarían. Con la inversión, además de recolectar millones de toneladas de agua, en pocos años, en lugar de tener que ver por televisión como los "actornautas" se comen la lechuga más cara del universo, ¡nos podríamos hartar todos los terrícolas de chocolate!
La lechuga más cara del mundo y, 
probablemente ¡más cara del universo!
¡17.424 mil millones de presupuesto! 
Hoy encontré una noticia de dice que en 2015 los astronautas cultivaron y se comieron una lechuga en la estación espacial y decidí hacer una investigación quijotesca para intentar comprender porqué algunos medios de comunicación dijeron que este logro era un "gran paso" para la humanidad.

Lo primero que encontré, haciendo una búsqueda en google con las palabras "Nasa presupuesto 2015", fue que esta lechuga fue la lechuga más cara del mundo y, probablemente ¡la lechuga más cara del universo!

Y es que, según la Nasa, en 2015 se invirtieron 4972 millones de dólares en ciencia, 7881 en operaciones de exploración humana, 706 millones para tecnología espacial, 551 millones en investigación aeronáutica, 89 millones en educación y 3,225 millones "Apoyo cruzado a agencias y construcción y remediación ambiental".

Resumiendo, que el año en el que unos mayores logros de la NASA, y de la humanidad, fue criar una lechuga, la NASA gastó la friolera de 17.424 millones de dólares. ¡Diecisiete mil cuatrocientos veinticuatro mil millones de dólares!

Aparte de criar esta costosísima lechuga espacial, que fue el único logro real y comestible de la Nasa ese año. Sus investigadores encontraron, supuestamente, agua en Marte, y los astronautas de la estación espacial ISS, conocidos en internet como los "actornautas", lo pasaron genial flotando de un lado para el otro, tocando la guitarra en el espacio y jugando con bolitas de agua flotadoras. Y todo por la "módica" cantidad de 17.424 millones de dólares.

La inteligencia es, según el diccionario, "La capacidad de entender o comprender", y no se si es que yo será que estoy falto de inteligencia, pero ni entiendo ni comprendo cómo los científicos se gastan miles de millones de dólares en buscar agua en otros planetas, cuando en el nuestro, el 70% es agua, ¡y no tendríamos que ir a buscarla tan lejos!

Y entonces, para salvar al mundo, voy a proponer un plan tan delicioso como quijotesco: Un kilo de semilla de cacao, se puede conseguir por medio dólar, lo cual quiere decir que con el presupuesto de 17.424 mil millones de dólares podríamos sembrar cada año 34.848 mil millones de kilos de semillas de cacao, y teniendo en cuenta que esos árboles, además de dar una gran cantidad de cacao, se multiplicarían. Con la inversión, además de recolectar millones de toneladas de agua, en pocos años, en lugar de tener que ver por televisión como los "actornautas" se comen la lechuga más cara del universo, ¡nos podríamos hartar todos los terrícolas de chocolate!
Gastar miles de millones para buscar 
agua al otro lado de la galaxia cuando 
vivimos en un planeta que es 70 % agua
no parece muy inteligente, desde luego. 
Eligiendo al primer proveedor de semillas de lechuga que aparece en esta búsqueda por internet, podemos ver que 800 semillas de lechuga italiana cuestan aproximadamente 1 dólar. Lo cual quiere decir que, con 17.424 mil millones de dólares se podrían comprar 14.424 bolsas de semillas que según la calculadora dan un total de 2.010590208E20 o lo que es lo mismo: ¡Tropecientos mil millones de millones de millones de millones de millones de semillas de lechuga que no caben en la calculadora!

En mi pueblo, cuando dejas de tener los pies en la tierra y pierdes totalmente el contacto con la realidad los viejos te dicen que "estás en la luna" y pareciera que la humanidad, que ya lleva un buen tiempo "en la luna", va a superarse y ya pronto llegará aún más lejos y "estará en marte".

Recobrando la cordura y poniendo los pies en la tierra cabe preguntarse: ¿No sería más importante para la humanidad sembrar tropecientos mil millones de millones de millones de millones de semillas de lechuga que no caben en la calculadora aquí en la tierra donde crecen más rápido, nos las podemos comer y no hay que ir tan lejos para recogerlas?

Según wikipedia, la enciclopedia de los cientontíficos: "La nasa es una red de pesca pasiva...que se va estrechando...de forma que cuando la presa entra en la red, ve dirigido su recorrido, cayendo en un depósito del que le es imposible salir..."

Y entonces, para salvar al mundo, voy a proponer un plan tan delicioso como quijotesco: Un kilo de semilla de cacao, se puede conseguir por medio dólar, lo cual quiere decir que con el presupuesto de 17.424 mil millones de dólares podríamos sembrar cada año 34.848 mil millones de kilos de semillas de cacao, y teniendo en cuenta que esos árboles, además de dar una gran cantidad de cacao, se multiplicarían. Con la inversión, además de recolectar millones de toneladas de agua, en pocos años, en lugar de tener que ver por televisión como los "actornautas" se comen la lechuga más cara del universo, ¡nos podríamos hartar todos los terrícolas de chocolate!
Con el presupuesto espacial de 17.424 
mil millones de dólares en un año
podríamos sembrar cada año 34.848 
millones de kilos de semillas de cacao
y podríamos recolectar millones de 
toneladas de agua y además ¡hartar
a todos los terrícolas de chocolate!
 Y pareciera que la humanidad, de tanto soñar con planetas y galaxias lejanas, han acabado todos "en la luna" ¡y les está costando salir de "la nasa" y volver a al realidad para volver a tener los pies en la tierra!

Cuando era niño, en la educación primaria, el maestro nos enseñaba que los árboles, además de dar alimento, proveer energía, dar sombra, sostener la tierrra con sus raices, darle cobijo a los animales, regular las temperaturas, limpiar el aire de la contaminación y fertilizar la tierra con sus hojas, son unos maravillosos recolectores de agua.

Y entonces, para salvar al mundo, voy a proponer un plan tan delicioso como quijotesco: Un kilo de semilla de cacao, se puede conseguir por medio dólar, lo cual quiere decir que con el presupuesto de 17.424 millones de dólares podríamos sembrar cada año 34.848 millones de kilos de semillas de cacao, y teniendo en cuenta que esos árboles, además de darnos una gran cantidad de cacao, se multiplicarían. Además de recolectar millones de toneladas de agua, en pocos años, en lugar de tener que ver por televisión como los "actornautas" se comen la lechuga más cara del universo, ¡nos podríamos hartar todos los terrícolas de chocolate!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...